Jiao Lian y El Secreto Milenario del Coaching- Tu Minuto de Coaching

July 23, 2009 · Imprimir este artículo

Cuando tomé conciencia de que iba a ser papá de Rosario empecé a pensar en todas las cosas que podríamos hacer juntos a medida que ella fuera creciendo y yo aprendiendo a ser su padre. Eran tantas las ideas que decidí armar una lista para asegurarme de acordármelas a todas. Andar a caballo, remontar barriletes, componer canciones o descubrir la luna; pero entre todas ellas hubo una que me cautivó poderosamente: plantar y cuidar un árbol.
Al principio pensé en plantarlo juntos, pero como para eso todavía faltarían algunos años decidí que podía plantarlo yo y, de esa manera, el árbol tendría casi la misma edad que ella. Como si se tratara de su hermano mellizo.
-¿Pero qué árbol? –me pregunté mientras agarraba las llaves de casa y salía en dirección al vivero de la otra cuadra.
-¡Un Ombú! –dije pensando en los buenos momentos que había pasado jugando entre las raíces gigantescas del que aún hoy sigue creciendo frente a la casa de mis padres. Pero, al llegar al vivero, me enteré de que no tenían Ombúes. O sí, pero no quería ni pensar en lo que me había contestado el empleado del lugar.
¿Un Ombú Bonsai? ¡Ni loco! Eso era exactamente lo opuesto al ser frondoso, de raíces inmensas y capaz de resistir todos los vientos, que yo había imaginado.

Volví a casa un poco desilusionado con mi intento fallido, y decidí ponerme a investigar sobre éstos árboles. Lo primero que me enteré fue que, técnicamente, el Ombú no es un árbol, porque los científicos lo han etiquetado como hierba. Reconozco que la clasificación me molestó un poco porque, si se trata de un pasto, hay que reconocerle que se ha ganado la reputación pública de árbol.
Los días que siguieron entré en todos los viveros que conocía y también en los que cruzaba por casualidad, pero ninguno tenía Ombúes. El tema quedó olvidado en el cajón de los intentos hasta que un día me dí cuenta de que Rosario ya estaba en su octavo mes y llegaría al mundo en cuestión de semanas. Si quería que tuviera a su árbol mellizo tenía que hacer algo y rápido.

Como no sabía por donde empezar decidí volver al vivero de mi zona para pedir que me indicaran dónde podía conseguir uno, aunque ya estaba empezando a pensar en comprar cualquier otra planta.
Me atendió el mismo empleado, dijo que no tenía idea de dónde podía encontrar mi Ombú y me dí cuenta de que no se acordaba de mí cuando volvió a ofrecerme un Bonsai. Me quedé en silencio, con la mirada perdida entre las plantas, deseando que me hubiera contestado alguna otra cosa.
-¿Lo puedo ayudar en algo más?- interrumpió él.
-Sí –contesté- ¿Qué cuidados necesita un Bonsai?– Todavía no sé por qué pregunté eso. La sola idea de los pobres arbolitos atrofiados a propósito me generaba rechazo.
-Hay que humedecerle la tierra cada vez que se seca, podarle las hojas nuevas e irle dando forma con este armazón –contestó señalando un Olmo que tenía hojas diminutas y escasas ramitas atrapadas entre alambres.
-Además –dijo tomando entre sus manos al que tenía el cartelito de Ombú y acomodándolo en una estantería más alta- una vez por año hay que podarle las raíces, pero eso es mejor que lo haga un especialista. De pronto imaginé al Ombú comprado por una señora que lo colocaba en una habitación oscura, sobre el televisor o como centro de mesa, a modo de adorno para cuando vinieran visitas. Pude sentir cómo sus intentos por crecer bajo una luz artificial eran interrumpidos sistemáticamente en cada nueva hoja y cómo, sin ninguna consideración, una vez por año removían la tierra para quitarle sus raíces.
-¿Y si no se podaran las raíces qué pasaría? –creo que pregunté en nombre del Ombú.
-Corre peligro de que se desarrolle –me contestó.
-¿Cuánto?
-Y… en unos años se puede hacer como de este tamaño –dijo señalándose la cintura.
-¿Nada más? –dije con desilusión.
-Y no, porque para eso está la maceta que le atrofia la raíz…
-¿Y si lo pongo en una maceta más grande? –volví a preguntar yo, que ya estaba sufriendo más que el arbolito.
-Entonces va a crecer más.
-¿Cuánto más?
-Eso depende del tamaño de la maceta –contestó.
-¿Y si lo trasplanto y lo coloco en un jardín o en el medio del campo?
-Ahí se le puede convertir en un árbol gigantesco.
-¿Seguro?
-Claro –dijo riéndose por mi sorpresa- la gente cree que los Bonsai son un tipo especial de árbol o que están genéticamente modificados para ser enanos, pero no es así.
-¿No? –pregunté entusiasmado con la posibilidad de rescatarlo de semejante destino.
-No. Cualquier árbol o arbusto puede ser convertido en un Bonsai si se lo coloca en una maceta suficientemente pequeña y, entre otras cosas, se lo poda con regularidad.
-Mire –le dije- me convenció. Lo voy llevar –un gesto de sorpresa casi imperceptible de su rostro me hizo reír pensando que el tipo se estaría preguntando de qué me había convencido y para qué compraba yo un Bonsai si lo que quería era un árbol enorme.
Cuando llegué a casa quité con cuidado los alambres, lo trasplanté a una maceta tres veces más grande con fertilizante, le mojé las hojas, y lo coloqué en el balcón de mi habitación.

Con el tiempo, Rosario, aprendió a regarlo y cuidarlo para que creciera fuerte y sano y cuando ambos cumplieron tres años decidimos pasar el Bonsai de la maceta al campo. A esa altura yo ya había aprendido que, en chino, Bonsai significa árbol en maceta y pensé que era hora de dejar de apodarlo Bonsai para que tuviera un nombre acorde con el árbol que bullía dentro de él. Creí que iba a ser sencillo, pero ningún nombre me convencía. Quizá porque quería uno que sintetizara todo lo que, ahora, ese Ombú significaba para mí.

Había ido con Rosario a visitarlo al campo y mientras disfrutaba viéndola limpiarle las ramas nuevas y jugar alrededor de las prometedoras raíces resultado de su transformación, pude sentir cómo ése Ombú me había inspirado a mirarlo siempre con ojos de posibilidad y a tratarlo en cada minuto como al árbol que yo sentía que él quería ser. Eso era exactamente lo mismo que otros maestros y coaches habían hecho en relación conmigo; lo que seguramente sus maestros hicieron con ellos y lo que probablemente hizo el primer maestro con el primer aprendiz de todos los tiempos: Ser posibilidad para que aparezca una nueva realidad. Es lo que también yo invito a empresarios y gerentes a hacer consigo mismos y con sus equipos.

Junto a ese árbol se había despertado lo mejor de mí, y entonces comprendí que él era Jiao Lian, que en chino quiere decir coach; y que para mí significa: jardinero de posibilidades; partero de realidades.

Tu Minuto de Coaching

Somos pura posibilidad, pero nunca podremos crecer más allá del espacio de relación que hayamos creado con otros y con nosotros. Por eso, en este minuto presente, te invito a preguntarte ¿Estoy dispuesto a triunfar pidiendo ayuda o sólo voy a sentir que tiene mérito si lo hago sólo? Y ¿Es posible hacer algo completamente sólo? Para nacer hemos necesitado que alguien apostara por nuestra posibilidad.
¿Cómo serían tu vida y tu empresa si fueras capaz de renacer y reinventarte cada día?

Guillermo Echevarría

www.decoaching.com

Seguir Tu Minuto de Coaching en Twitter

*Este artículo forma parte mi libro [Cómo Hacer Que Las Cosas Pasen] – Ediciones B

*[Tu Minuto de Coaching] es una marca registrada.

Soluciones de Coaching
Guillermo Echevarria  – Director
coach@guillermoechevarria.net
Av. Pueyrredón 1005 6° Of. D –  Bs As. Argentina
Tel 00 54 11 4963 6980  –   Cel  0054911 4947 6182

+Soluciones
+Coaching Individual y Coaching de Equipos
+Seminarios Motivacionales
+Desarrollando Habilidades de Oratoria
+Desarrollando Habilidades de Liderazgo
+Desarrollando Habilidades de Negociación
+Desarrollando Habilidades de Coaching para Gerentes

0
Votar

Comentarios

43 Respuestas a “Jiao Lian y El Secreto Milenario del Coaching- Tu Minuto de Coaching”

  1. valeska on August 12th, 2009 13:26

    Me encantó, espero encontrarnos y que seas mi coach. Luz para ti.

  2. Rakel on August 15th, 2009 22:28

    Gracias.
    Es cierTo que el mundo cambia de acuerdo a lo que nosotros queremos, mi pregunta es ¿que tipo de estudios hay que hacer para ser coaching?. Yo vivo en México y hace 1 año empeze a escuchar esta palabra aquí en México se le llamaba motivador, y es todo lo que antes hacian los maestros de ceremonias pero tan solo la palabra ya es distinta y es distinto el efecto, ahora mi duda es esa ¿que estudia un coaching?, he visto que lo mas importante es AMAR LA VIDA. Pero son pedagogos,psicologos ¿que son?

  3. Elena Espinal on September 2nd, 2009 12:56

    Maravilloso cuento y muy linda la semejanza con un coach….. Lo que puede la posibilidad y lo que puede la caja!!!!!!!
    Un beso inmenso y felicitaciones. Rosario esta haciendo un papa formidable!!!!
    Elena

  4. Irene on September 6th, 2009 12:47

    Guillermo, tu ternura e ingenio son hermosos, van de la mano y a la vista está que logran más cosas hermosas y tiernas.

  5. Carina Cadima on September 23rd, 2009 8:51

    Excelente!
    En hora buena por Rosario y por tu excelencia como «jardinero de posibilidades»!

    Saludos desde el otro lado del Atlantico

  6. Alba Domingo Santamaría on September 23rd, 2009 17:01

    Espectacular Maestro,

    Gracias… Se me aparece que tengo mucho que aprender de tí.

  7. patricia on October 12th, 2009 20:32

    Me pareció un cuento hermoso. Creo que aveces, no nos damos cuenta que en todas las personas y en todas las cosas existen posibilidades distintas a las expectativas que tenemos. Por eso, siento que mi meta principal es empezar a buscar y encontrar esas posibilidades: que (por lo menos a mí) es lo que más me cuesta.

    Gracias!!

  8. Norma Lopez on November 9th, 2009 14:14

    Formidable, diria yo. Comparti éste articulo con unas amigas y lo analizamos por un buen tiempo. Aprendimos mucho, Gracias.

  9. Jaime Andrés Ortega Mazorra on November 29th, 2009 18:48

    Apreciado Guillermo: Tu historia es sencillamente maravillosa.

  10. César Rosas on January 13th, 2010 14:20

    Estimado Guillermo:

    La historia que compartes con nosotros nos hace viajar necesariamente hacia una severa reflexión sobre la vida. Y me hago varias preguntas: ¿Quien se ocupa de construir esos malévolos maceteros para las personas? ¿Con que derecho se pueden atrofiar las infinitas capacidades (raíces) de desarrollo del ser humano? Quien nos dice: ¿Tú, por ahí no, tu lugar es en aquel macetero y voy a cuidar de que te conserves bien. (cortando raices)?
    Felicitaciones.

  11. Alberto Ramos on January 18th, 2010 1:33

    Felicitaciones a todos por su ayuda con sus experiencias aprendo cada dia mas de como hacer que mi equipo de ventas sea el mejor en la institucion que trabajo Parque del Recuerdo, ahora son ganadores, son felices con lo que hacen.

  12. Jordi Ferres on January 22nd, 2010 16:42

    Estimado Guillermo:

    Una historia “extraordinaria” que da mucho en que pensar!

    Ha sido un placer cruzarme en tu vida, o tu en la mia, deseo poder compartir experiencias contigo y poder aprender de los mejores maestros como no!!!!

    Saludos con todo mi corazon.

  13. luis monzon on February 28th, 2010 20:44

    Exelente trabajo el suyo.
    Me permito pedirle como puedo obtener mas videos como “el mundo es un arenero”, yo trabajo como educador y sus contenidos son buenísimos, espero respuesta .
    gracias

  14. Francy Olmos on March 17th, 2010 22:48

    Hola Guillermo:
    Me alegra que la vida me haya atropeyado justo hoy con la dicha de encontrar esta historia, sè que quiza debi leerla antes pero era HOY QUE REQUERIA LEERLA…
    Pasaré a explicarles: Soy maestra y en el momento tengo a mi cargo 29 niñas pero algunas de ellas son como este árbolito, estan encerradas con alambres de fracaso, ideas”no puedo”, baja autoestima, imposibilidad y etiquetas que se les han generado por otros maestros y en ocasiones por mis palabras… He intentado hacerles ver que asisten a la escuela para ser felices y recalcado en la frase de Henry Ford “Sea que pienses que puedes o sea que pienses que no puedes en los dos casos tienes la razòn”
    Hoy fue un `día especialmente difícil; varias maestras se quejaron por el comportamiento de mis niñas y me sentía frustada porque entre mis sueños con ellas y las normas a seguir había un corto…
    Ahora sé que debo continuar cuidandolas y no desfallecer pues quitar esos rótulos es complicado pero no IMPOSIBLE.
    Mil gracias!
    la profe Lili

  15. María on April 7th, 2010 16:05

    Buena intuición Guillermo…

    Las capacidades de ver más allá, de convertir problemas en posibilidades, de potenciar el pensamiento positivo, serán aquello que desarrolle nuestro futuro.

    Shakespheare decía que el hombre era un jardinero del pensamiento. Sólo nos queda retirar la maleza.

    Saludos desde Madrid.

  16. admin on April 15th, 2010 16:25

    Hola, Luis. Te cuento que durante éste año iré subiendo más videos como el de Mi Tesis Preescolar. Te sugiero que te suscribas a http://www.youtube.com/tuminutodecoaching y que te sumes a http://www.facebook.com/tuminutodecoaching porque allí daré la noticia cuando estén online.
    Slds,
    Guillermo Echevarría
    Soluciones de Coaching

  17. Pau on May 22nd, 2010 12:49

    Gracias, gracias, gracias!!!!!!!!!……………..Es verdaderamente hermoso descubrir gente que tiene tanto potencial para regalar!!!….Yo soy seño de jardín y trato permanentemente de enseñarles a mis niños lo importante que es intentar…aunque no siempre las cosas salgan como queremos….porque en algún momento descubrimos que lo logramos!!!….todos tenemos potenciales, solo es cuestión de descubrirlos, algunos lo hacen antes, otros después, lo importante es acompañar para que ese momento llegue…
    Me encantó esto que escribiste, y sobre todo tu tesis del arenero… Un hermoso regalo para tu hija y para todos los que nos asomamos a tu canción!!
    Un abrazo luminoso…..Seño Pau

  18. admin on May 31st, 2010 13:31

    Pau, qué bueno tu mensaje. Es un semilla que estás sembrando en cada uno de ésos chicos.
    Se trata de animarse a ser uno mismo, animarse a valorar lo que tenemos, aceptar lo que nos falta y a partir de todo eso ponernos a construir. Éste camino es el que puede dar un éxito duradero. Y ésto es válido tanto para una persona como para un país.
    Un beso,
    Guillermo Echevarría

  19. MARIA RAFOLS GOMEZ on June 11th, 2010 2:31

    MUY IMPRESIONADA SENTI QUE DE ALGO PEQUEÑO COTIDIANO SE PUEDE HACER ALGO GRANDE PARA NOSOTROS, PARA LA NATURALEZA QUE NOS RODEA Y QUE A VECES APENAS SI PODEMOS PERCIBIR. CREO QUE EN ESTE TIEMPO HEMOS PERDIDO EL SENTIDO, LA ALEGRIA DE VIVIR EN LO PEQUEÑO PERO QUE EN NUESTRO INTERIOR CONSTRUYE CIMIENTOS GRANDES DE SABIDURIA, DE CONCIENCIA, ES INCREIBLE TODO LO QUE TU ME HICISTES SENTIR CON TU RELATO QUE DIOS TE BENDIGA Y GRACIAS POR DARTE EN ABUNDANCIA A TU PROJIMO, AUN NO TENGO UN CONCEPTO CLARO DE COACHING. PERO LO QUE TU ME HAS HECHO SENTIR CON TU VIDEO Y TU RELATO ME ELEVA

  20. Lucia on June 26th, 2010 2:40

    Hola Guillermo!

    Me encantó este artículo, que me llegó justo en unos días en los que estoy reflexionando sobre la necesidad de que todos seamos sinceros con nosotros mismos y nos planteemos cuándo estamos ayudando a alguien y cuándo es nuestro ego el que necesita alimentarse de ese sentimiento de utilidad y saber hacer las cosas que a veces nos aporta la “ayuda”.

    Vivo actualmente en Nueva Zelanda, donde estoy preparándome para certificarme como Coach y me pregunto si tendrás este artículo (y/o alguno más) traducido al inglés, para poder compartirlo con mis compañer@s.

    Muchas gracias por tus aportaciones a este mundo. Y por compartirlas!
    Lucia

  21. ESTHER on August 1st, 2010 12:56

    lo que acabo de leer ha plantado en mi piel miles de arbolitos de raices fuertes que crecen hacia la luz total.
    me acabas de recordar cuando yo en un mercadillo me encapriché con un kiwi, una planta de kiwi y la compré para que mi padre la plantará y la regaramos juntos, pero con sorpresa el del mercado me dijo que era macho y solo podria dar kiwis si tuviera la hembra a un metro aproximado.
    el caso es que me llevé los dos , los plantamos y mi padre y yo que era un ser maravilloso, lo regaba conmigo con la misma ilusión que un niño.
    y la verdad es que los dos kiwis estaban enfrentes el uno del otro pero no salian kiwis, eso no me importó, lo que realmente vi claramente es el lazo tan maravilloso que tenia yo con mi padre que creyó en mi sueño y lo regaba junto a mi todos los dias de nuestro bello paso por el jardín que se creo en el corazón.
    Cuando regreso a mi pueblo, miro hacia el sitio donde planté con mi padre los kiwis y veo que el fruto he sido yo.
    y que mi padre supo darme lo mejor la sensibilidad y el amor para ver más allá.
    te doy mi enhorabuena por ser un padre jardinero y regador de amor.
    un abrazo de Carrachina soñadora

  22. Marely on August 9th, 2010 15:53

    Gracias por el aliento que das en tus palabras, me han ayudado ahora que estaba dudando.
    Soy esposa y madre de dos preciosos niños en edad prescolar y estaba pensando en entrar a estudiar grastronomía y despues emprender un negocio familiar.
    Increible pero lo que me estaba deteniendo es q tenia q pedir ayuda a mi familia para cuidar a mis hijos unas horas y llevarlos a la escuela. Pensaba q si no podia hacerlo yo sola no tendria el mismo merito q si compartia mi responsabilidad con los demas.

    Gracias por q ahora comprendo que no hay nada malo en necesitar ayuda en pedirla a otros y menos a los que amas y te aman.
    Seguramente la aventura q estoy por emprender sera mas grata y con mejores recuerdos compartiendo mi tiempo, los instantes de la vida.

    Enhorabuena!!
    Dios te bendice!

  23. Juan Antonio Gavilán on August 14th, 2010 20:06

    Gracias Guillermo, un excelente resumen del coaching. Me gustaría poder prepararme para ayudar a otros a descubrir sus posibilidades, para de esa manera alcanzar el umbral de las mías. Espero tus indicaciones, si es que te parece bien y conoces como hacerlo on line.

  24. Verónica Gelersztein on August 29th, 2010 18:33

    Guillermo: Cómo acceso a tus cursos?

  25. claudia on September 6th, 2010 6:07

    Me encanto tu relato.. te descubri en radio 10 con Teté y fue muy enriquecedor escuchar tus palabras.. desde ahora me hago fan tuyo!!!

  26. GUSTAVO on November 2nd, 2010 9:14

    estoy asombrado por la gran ternura y lo simple de este cuento, es tan real… a veces nos cuesta ver que las posibilidades estan a la vista… pensamiento positivo… es lo mejor… gracias.
    desde Chaco te saludo
    gus cañete.

  27. KIDS GARDEN on November 19th, 2010 15:25

    Hola Guillermo, nos gustaria solicitarte si por favor nos podrias enviar tu cancion “Tesis de preescolar”, ya que nos gusta mucho y nos encantaria utilizarla para nuestro concert. No tenemos mucho tiempo para ensayar, por ese motivo la necesitamos lo antes posible.
    Desde ya muchas gracias, y si le gustaria aportar algo a nuestro jardin, le estariamos muy agradecidos.
    Aca le dejamos nuestro mail kidsgarden1993@yahoo.com.ar
    Atentamente
    Kids Garden.

  28. admin on November 20th, 2010 21:48

    Listo! Ya les envié por mail Mi Tesis Preescolar en mp3. Espero que salga muy bien ése acto.
    Slds, Guillermo Echevarria

  29. admin on November 20th, 2010 21:53

    Gracias, Gustavo. Sí, el pensamiento positivo es poderoso y también el considerar que quizá no vemos las cosas como son y que por eso es que pueden ser siempre más grande de lo que las vemos. Apostar por esa posibilidad es ir más allá del ser positivo. Cómo lo ves?
    Un saludo, Guillermo Echevarria

  30. admin on November 20th, 2010 22:20

    Bienvenida al coaching, Claudia!
    Un beso,
    Guillermo Echevarria

  31. admin on November 20th, 2010 22:26

    Hola Verónica. Te cuento que por ahora sólo estoy dando seminarios en empresas, en congresos y otros eventos. Si estás interesada en llevar a cabo un seminario para un evento o para tu equipo por favor escribime a guillermo@decoaching.com
    Slds,
    Guillermo Echevarria

  32. admin on November 20th, 2010 22:39

    Juan Antonio, Ahora me pongo en contacto con vos para ver la manera concreta de que desarrolles tus posibilidades como coach. Hago mucho coaching on line asique éso, lejos de ser un problema será una oportunidad!
    Guillermo Echevarria

  33. admin on November 20th, 2010 22:45

    Gracias por compartir éste aprendizaje, Marely!
    Cómo va evolucionando tu estudio y tu negocio?
    Te mando un beso grande,
    Guillermo Echevarria

  34. admin on November 20th, 2010 22:48

    Gracias!!! Tus reflexiones me hicieron correr varios escalofríos. Qué lindo lo que decís de la relación con tu padre y de cómo él supo creer y regar tus sueños. Me encantó!
    Gracias,
    Guillermo Echevarria

  35. admin on November 20th, 2010 23:03

    Hola Lucía,
    Muy buena tu reflexión acerca de quién estoy siendo cuando busco ayudar a alguien.
    Es súmamente importante como coach estar alerta a los juegos del ego que nos distraen del otro y sus necesidades.
    Cómo va tu certificación?
    No tengo artículos traducidos al inglés… todavía.
    Me alegra mucho saber que estás aprovechando lo que publico.
    Un beso,
    Guillermo Echevarria

  36. admin on November 20th, 2010 23:07

    Gracias María!!!
    Muy fuertes tus palabras.
    Y sí, el coaching funciona cuando eleva.
    Al elevarnos podemos mirar nuestra vida con la perspectiva de lo que queremos que pase e ir haciendo lo necesario para que empiece a pasar.
    Un beso!
    Guillermo Echevarria

  37. Eduardo Infante on July 7th, 2011 16:22

    ¡Excelente historia Guille! Llega a mi vida justo en el momento en que estoy rompiendo mi maceta al dejar un empleo de 12 años e iniciando mi camino como coach. Gracias por ayudarme a hacer crecer el roblel que hay en mi. Saludos desde México, Eduardo

  38. LUIS MARIA PROS on October 4th, 2011 9:55

    EXCELENTE LA HISTORIA Y EXCELENTE QUE DIOS NOS HAYA CRUZADO, CREO QUE SOS LA PERSONA QUE PUEDE PROTAGONIZAR ESTE PROYECTO QUE ES JOVENESYSOLIDARIOS, PORQUE LOS JOVENES HOY NO TIENEN BUENOS EJEMPLOS, Y VOS PODES MOSTRARLES UN CAMINO JUNTO CON ESTE PROYECTO,
    PODEMOS COLABORAR MUCHO CON EL PRESENTE Y FUTURO DE LA JUVENTUS, HACIENDO ESTO JUNTOS, GRACIAS.

  39. admin on October 6th, 2011 15:30

    Gracias, Luis! Seguimos conversando por mail. Guillermo Echevarria

  40. Raul Merino on October 11th, 2011 10:10

    Buenas tardes,estoy muy interesado en contactar con el administrador de esta página. Soy manager de un fotógrafo de deportes y quisiéramos evaluar la posibilidad de publicitar nuestra marca en este sitio. Agradeceré si pudieran comunicarse conmigo al e-mail que les dejé en mis datos. Cordiales saludos, Raul Merino.

  41. Leah Nevill Wabmerku on June 1st, 2012 1:02

    Um exemplo para humanidade, porque, sua preocupaÃ

  42. Gabriela on February 10th, 2013 18:54

    Muy linda historia….si me permitís….la compartiré a mi equipo de docentes, soy directora en una escuela secundaria …seguramente tu bonsai…serán sus alumnos…gracias

  43. admin on April 29th, 2013 3:37

    Excelente, Gabriela! Es un privilegio para mí estar en las manos de una formadora.
    Te das cuenta de lo grandioso que es ser parte de algo así. Me permite visitar muchas más vidas!
    Te cuento que el bonsai de la historia ya tiene 6 años y unos dos metros de altura!
    Este año lo cubrí con una media sombra para que pase mejor el invierno y así arranque con todo en la primavera.
    Gracias por contarme tus aventuras como directora!
    Algún día me gustaría visitar tu vivero 🙂
    Guillermo Echevarria

Dejá tu comentario